2005 ~ Monitor InteriorMonitor Interior

Blogroll

El Hombre lanzó "Eh!"

Ulises Oliva es un músico nacido en estas Villas, a los 18 años se fue a estudiar a Córdoba, luego a Europa y ahora está afincado en Tanti (Córdoba) desde donde se catapultaron con su banda "El Hombre" y lanzaron el disco "Eh!" producido por Mariano Martínez de A77aque. El disco, la música, la vida, los recuerdos de la Villa en una entrevista exclusiva de Monitor Interior

Monitor Interior

Mucho más que un programa de radio. Un espacio donde expresarte mientras otros intentan lavarte la cabeza

Malos Tratos, una banda que trata bien al rock

La banda de San Francisco (Córdoba, ARG) que lidera Mauricio Alberto habló con Monitor Interior, tras el toque con Las Pelotas en el LLenate el mate de rock 2011

Monitor Interior

Entendiendo a la cultura como a nosotros mismos. Qué somos, qué hacemos, qué pensamos, cómo nos expresamos

Felipe Pigna encendió su Monitor Interior

Brindó una charla en Villa María (Córdoba) a teatro colmado. Tras su presentación habló en vivo con Monitor Interior. Los olvidados de la historia, los ninguneados y la recuperación del gusto por un materia que era aburrida en las escuelas:

Se produjo un error en este gadget.

domingo, 4 de diciembre de 2005

historia breve

... y alli estaba una vez más, disfrutando de su vida, de la fortuna, la paz y la tranquilidad cuando despertó y leyó los titulares.

lunes, 12 de septiembre de 2005

Hipermetropía


Cuando la doctora Vogler descubrió la razón de lo que me aquejó durante años, suspiré. Aquellos dolores de cabeza eran producto de un problema visual y tras escuchar sus palabras cuando me dijo que tenía hipermetropía entendí todo.
"Tenés buena vista pero te duele ver", esas palabras resonaron durante algunos segundos en mi cabeza, y en cada giro perdía más el sentido oftalmológico. "Me duele ver..."
Miles de imágenes llegaron a mi memoria instantáneamente, desde aquellos recuerdos de la guerra de Malvinas hasta los desastres que causó el huracán Katrina en Nueva Orleans; la invasión a Irak y aquella niña desnuda
corriendo y llorando por la ruta desierta; Barbarita la pequeña tucumana que mostraba sus lágrimas de hambre ante las cámaras; accidentes mortales que la profesión o la vida me han hecho ver; la AMIA; los saqueos de diciembre de 2001 y el helicoptero que se va... Hipermetropía... "Cómo evitar que te duela ver" pensaba mientras Vogler continuaba explicando y escribía algo en un papel amarillo que no podía ver porque tenía la vista dilatada.
Ella continuaba diciendo que se trata de un trastorno de la visión en que la imagen se forma más atrás en la retina y yo no podía parar la secuencia de diapositivas que me seguían bombardeando: Aquellas acciones del hombre
parecen tener su respuesta de la Madre Naturaleza en estos días y hasta parecen noticias comunes los terremotos, tifones, maremotos y huracanes. El noticiero que muestra cadáveres flotando en el agua o bajo los escombros de una casa alcanzada por un misil o en el interior de un local bailable, las
almas de Cromañón y un fin de año trágico...
"Ahora entiendo" continuaba repitiéndome, "hipermetropía", curioso nombre para decirlo. "Me duele ver". ¿Cómo es posible que no duela? Tal vez sería bueno que todos tengamos hipermetropía, que la realidad comience a dolernos más a cada uno, que estas imágenes diarias no nos sean indiferentes y la
hipermetropía social sensibilice a los actores de estas películas bélicas y de horror para detener esta realidad.
"Que bueno!", la alegría no se comprendería y me di cuenta por lo que no lo dije aunque estuve tentado. "Me alegra tener hipermetropía, saber que sigo siendo una persona, que me duele ver", festejaba interiormente.
Y pensaba en vos...
Y vos? que tan hipermetrope sos?


Pintura perteneciente a Diego Manuel, artista plástico de Buenos Aires (http://www.diegomanuel.com.ar/ )

martes, 16 de agosto de 2005

Victoria

Salir con ella significaba trabajar toda una semana para poder costearla, pero el esfuerzo bien lo valía. No existía humano que se resistiera a girar la cabeza a su paso para mirarla, por donde pasábamos era el centro de atención, provocaba envidia tanto en los hombres como en las mujeres.
Tras seis días de labor, seis jornada de atar chorizos, el sábado se presentaba como el único objetivo. Día de paga y salida. Pasado el mediodía salía presuroso del frigorífico Cattivelli (ubicado en la calle Eduardo Carbajal) palpando el fajo de dinero y soñando despierto con lo que harían con Victoria, el ómnibus 163 con destino Cibils y La Boyada ya estaba rumbo al Cerro, barrio de clase media-baja, baja.
Ya en la parada El Pelado y otros amigos esperaban, conocedores de los horarios, para comenzar con el ritual sabatino que incluía degustar algunas latas de cerveza brasilera que traía como parte de la paga del frigorífico (ya que era la empresa importadora) y escuchar rock argentino.
Cerca de la tardecita, cuando el astro rey comenzaba amagar con ocultarse tras La Fortaleza, el baño reclamaba tranquilidad en una ceremonia acompañada por los atabaques de algún vecino que llamaban a los dioses y semidioses africanos. –Bigote’ pa’ arriba!- exclamaba tras encontrar satisfacción en la imagen que devolvía el espejo.
A contar el dinero nuevamente. Todo sería destinado a dar un paseo con Victoria. Tony no tenía por entonces otro vicio y placer que salir con ella y, aunque muchos no lo comprendían, lo compartía con sus amigos que ya esperaban por el sonido de la bocina en las puertas de sus casas.
Tomaba la campera, billetera, llaves y la iba a buscar a su humilde morada. No tenía lujos pero las inclemencias del tiempo no la alcanzaban y eso bastaba por entonces.Las calles de Montevideo parecían chicas cuando pasaban, La Teja, el Paso Molino, el Prado y bulevar Artigas hasta llegar al centro bajo las palmeras que siempre supieron más a La Habana que a Miami. Nadie podía evitar mirarla, ni lo ocultaban, incluso muchos gritaban a su paso, cuando ella producía ese ronroneo tan particular.
Tiempo más tarde tuvo que deshacerse de ella, por razones económicas. Había formado una familia y no podía mantener los gastos que Victoria le insumía.
Pero ni él ni nadie podrá olvidar jamás aquellos sábados de paseo en su Ford Victoria, clase 1956.

miércoles, 27 de julio de 2005

La muerte ante mis ojos


23 años más tarde, me cuesta recordar la fecha exacta. Pero el baúl de los recuerdos me arroja un sinfín de imágenes que se superponen y entrelazan trayendo otras que parecía haber olvidado y causan risas y lágrimas de emoción. Aunque recurrí a libros y reseñas históricas, parece que el pasado ha enterrado esa fecha como queriendo no recordarla, en todas partes figura solamente el año, lo mismo que recuerdo. A la distancia la memoria juega malas pasadas y todo parece haber sucedido más o menos en la misma época, lo cierto es que todas estas cosas sucedieron en el mismo año, pero no recuerdo si juntas.
Todos lo días a media mañana sonaba la sirena, los veintitantos alumnos del segundo grado de la escuela Aristóbulo del Valle despertábamos cada mañana deseando que ese día no sonara. Simulacro nuevamente. -Todos bajo el pupitre!- gritaba la maestra. A los pocos segundos se oía pasar uno o varios aviones, muy cerca, muy bajo. Y los corazoncitos galopaban a una velocidad infernal. Podía ser la última mañana. Muchos nos negábamos a ir a clases por miedo a morir en la escuela. Te imaginás que ridículo epitafio: Murió estudiando. Si a ningún chico le gusta a escuela. Pero nuestros padres insistían en que la vida debía continuar. Las guerras son así y Malvinas no era una excepción.
Un día al despertar me sorprendió que papá estuviese en casa. No había ido al frigorífico y él nunca falta, ni siquiera enfermo, es una de las tantas cosas que me legó. -Ponete la camiseta, vamos a la cancha- dijo serio. A la cancha? Hoy? Si no hay fútbol pensé, pero nunca discutí lo que me decía porque suele no equivocarse como buen padre.
Caminamos hasta la Plaza de Tellier donde abordamos el 126 que nos posicionó en pocos minutos en la esquina en que Directorio se convierte en San Juan, en la intersección con La Plata, de allí en adelante las ocho cuadras que recorrimos a pie estuvieron plagadas de historia. Papá me contó que tres años atrás Moisés Annan se negó a comprar a un pibe que jugaba en Argentinos Juniors, le decían Pelusa, hoy le dicen El Diego, con mayúsculas.
Cuando él llegó al país se enamoró primero, de los colores. Los mismos que tiene la bandera de los 33 Orientales, la de Artigas, los mismos que la francesa, la de la revolución. Curiosamente los mismos que tiene Nacional y él es fanático de Peñarol. Luego, de todo el Club, al punto que la primera vez que me llevó a la cancha, la primera vez que estuve en esos tablones de madera tenía solamente 6 días de vida. Cuando estaba en preescolar la señorita lo había llamado porque creía que yo tenía un problema psicológico y papá soltó una carcajada cuando ella dijo -Todo lo pinta azul y rojo, no existen otros colores!- “Hijo de cuervo”, arrojó entre risas.
Corría 1982 y yo comenzaba a entender que un pedazo de historia se extinguía ante mis ojos.
La primer herencia que obtuve fue su fanatismo. Mientras escribo estas líneas hago un parate para cebarme un mate amargo y reacciono. El termo tiene el escudo de San Lorenzo, es todo rojo y azul. Como el resto de las cosas que me rodean, los dibujos de mis hijas que cuelgan en la cartelera junto a mi escritorio tienen ese color. Recuerdo aquel dibujo que la maestra le enseñaba a papá y que todavía conserva: un conejo volador azulgrana.
Y allí estábamos los dos. Parados en el punto inicial de la vieja cancha de La Plata al 1700. Mirando como la gran bola de hierro golpeaba con fuerza contra los tablones que no habían sido retirados. El Viejo Gasómetro se esta muriendo, lo habían matado. Me apretó la mano fuerte y por primera vez lo vi llorar y lloramos los dos. Él todavía conserva aquel pedazo de tribuna popular que recogía mientras salíamos del predio. Yo esos maravillosos recuerdos y la tradición de nuestro querido Ciclón.

viernes, 22 de julio de 2005

Una que no sabemos todos...


Viene Andrea Prodan a Villa Maria, una de esas personas con las que no se puede dejar pasar la oportunidad de tomar un cafe. Para calentar un poco el ambiente les dejo una anecdota que desde hace años recorre las calles de Mataderos:
Cuenta Andrea Prodan que en cuanto tuvo en sus manos el disco con el tema "TV Caliente" donde se menciona a Virna Lisi; sin mencionarselo a Luca le envio una copia a la actriz italiana (a la que Luca admiraba desde su adolescencia). Virna le dio en mano a Andrea una carta para Luca agradeciendole el gesto y mencionandole que le habia gustado mucho el tema que le habia dedicado. Cuando Andrea Prodan llega a la Argentina se entera que Luca habia muerto. El recordado lider de Sumo jamas tuvo la oportunidad de disfrutar de la sorpresa que su hermano le habia preparado.

"OH Virna Lisi
tu tienes pelo rubio y ojos azules
somos un extraño par debajo de extraños cielos
El cielo se esta cayendo, el cielo se esta cayendo
alguien atrapelo por favor
despues y facil con Virna Lisi
en una camahecha para dos"

La llegada se dará el 6 de agosto al Club Ameghino, además estarán: LA MANCHA DE ROLANDO; VETAMADRE; CARMINA BURANA; SAN CAMALEÓN; 20 MUJERES 40 TETAS; MACROPORNO; GUILLOTES; MOTORBLUES. En breve más novedades.

jueves, 21 de julio de 2005

En Irak hay un 7-J cada dos días

es cierto que el terrorismo no tiene justificativos. no lo tiene venga de donde venga, no puede utilizarse el nombre de la democracia para realizar actos terroristas tampoco. pero no es mas que un movimiento politico y como tal deberia analizarselo. quienes atacan los centros comerciales, subtes, trenes o aviones no buscan mas que la concrecion de sus ideales politicos; esto no difiere de los actos que realizan quienes dicen buscan el orden mundial y atacan naciones enteras (directa o indirectamente)
aqui les dejo unas cifras que me asombraron muchisimo:

en Irak mueren 800 personas por mes
27 cada dia
100.000 iraquíes han muerto desde la primera invasión de EEUU
esto representa un 7-J cada dos dias


Lo de Inglaterra es noticia porque es aislado, porque no ocurre diariamenete, en cambio estamos acostumbrados a las muertes en Irak y no despiertan el horror en los rostros de cada rincon del mundo.

lunes, 18 de julio de 2005

CONCURSO LITERARIO ANUAL “PRIMO MIGUEL BELETTI” – 2005

La Sociedad Argentina de Escritores, filial Villa María, organiza, con el auspicio del Club Argentino de Servicios y el Área Cultura de la Municipalidad el CONCURSO LITERARIO “PRIMO MIGUEL BELETTI”, instaurado a instancias del escritor villamariense, a partir del año 2001.
En esta oportunidad la temática es la poesía, y se invita a todos los escritores de la República Argentina a participar con sus trabajos. Hasta el 31 de agosto se podrán presentar los trabajos en forma personal o por carta, en el Área Cultura de la Municipalidad, en Bvard. Sarmiento 1107 en el horario de 7 a 14 horas. También podrán enviarse los trabajos vía e-mail a sadevillamaria@yahoo.com.ar Un calificado jurado compuesto por tres escritores de renombre tendrá a su cargo el análisis y la selección de los trabajos presentados. Los premios dispuestos por la familia Beletti son Medalla de Oro, Medalla de Plata y Plaqueta y se entregarán en un acto que se llevará a cabo el día sábado 24 de septiembre del corriente año en lugar a designar.
Las bases se encuentran a disposición de los interesados en el Área Cultura de la Municipalidad de Villa María, San Martín y Sarmiento.

sábado, 16 de julio de 2005

de nuevo en la acción...

Hola de nuevo! despues de un tiempo, las vacaciones me permitieron actualizar el site.
ya que el nuevo movimiento blogero nos esta acorralando, he decidido incluirlo. esta será un oportunidad para recopilar opiniones, encontrarnos, desencontrarnos, afirmar, negar, discutirnos... todo será bienvenido, cada aporte será valorado.
Para comenzar les dejo un relato de mi libro aún no editado. animense y dejen los suyos. nuevamente, bienvenidos!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Si Dr. Jekill se asusta de Mr. Hide


Cuidado! Hay un nuevo peligro suelto, se trata de la música. Si, sí esa maldita máquina de convertir los cerebros de los jóvenes educados, pulcros y simpáticos en verdaderos asesinos.
Cuando decían que las canciones de Los Beatles contenían mensajes satánicos si se los oía al revés, nadie lo creyó; tampoco cuando se alertó de lo mismo con los de Xuxa y ahí está el resultado... esa música evolucionó hacia un nuevo estado de malicidad hasta transformarse en Marilyn Manson. Pero ojo! Nada tienen que ver las cada día más sangrientas ediciones de los noticieros, ni las guerras sin sentidos que se libran en cualquier lugar recóndito del Planeta, mucho menos se le ocurra involucrar a los canales televisivos que introducen de manera casi violatoria imágenes sin sentido de violencia explícita a cualquier hora del día. Eso no tiene implicancia en la determinación de un joven de tomar un arma y disparar contra quien se le cruce. Y por supuesto todos somos excelentes padres y educadores por lo que no podría pasársele por la cabeza que tengamos algo que ver.
Mejor... echémosle las culpas a la música. Eso es! esa música que parece ruido de distorsión, que tiene voces guturales casi de ultratumba, ese debe ser el factor que transforma a nuestros hijos y sino... los videojuegos. Ahí está! esas maquinitas diabólicas que posesionan a los menores en un escenario ficticio en el que son casi indestructibles con una M-16 en mano.
Que importan los contenidos de las letras de los artistas. Con esa facha no pueden ser otra cosa que delincuentes, igual que lo eran Los Beatles con esos flequillitos provocadores o el depravado Elvis moviendo así la cadera, ni hablemos de Santana o Jimmy Hendrix, pelilargos frenéticos! La culpa debe ser del chancho. Nuestros hijos son ovejas descarriadas por influencia de la música, que nadie me mire a mí porque nada tengo que ver... Simplemente soy Dr. Jekill asustado por ese monstruo que avanza sin control, creo que le dicen Mr. Hide.


Quiero compartir con ustedes una obra de Juan José Massafra, pintor villamariense. Como amante de la diva (mi hija mayor se llama Marilyn) creo que es muy buen retrato. Observen los detalles: los frascos de Chanel N° 5, la manzana ícono del pecado y el roedor símbolo de la perdición en la que cayó...

(c) Permitida la reproducción citando la fuente: (texto y link) http://monitorinterior.com.ar
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favoritos Más